Volver a los detalles del artículo Instrumentadores quirúrgicos como segundas víctimas en un hospital académico de Buenos Aires
Descargar